Niño nicaragüense abandonado en desértica frontera entre México-EE.UU.

El niño, que no fue identificado, fue puesto a salvo el conductor del auto, un agente de la patrulla fronteriza fuera de turno.

Con lágrimas en los ojos y en medio de una zona desértica de Texas, un menor fue encontrado solo tras haber cruzado la frontera el Río Bravo (Río Grande, en EEUU).

“Yo venía con un grupo, me dejaron botado y no sé dónde están”, dijo entre sollozos el menor a un automovilista que se encontraba en la zona. “Me pueden robar, secuestrar. Tengo miedo”, aseguró.

El niño no identificado fue puesto a salvo el conductor del auto, que se trataba de un agente de la patrulla fronteriza que estaba fuera de turno y se dirigía a su casa, según la descripción de un video publicado a través de Facebook.

El pequeño, de entre 10 y 12 años, sobrevivió durante toda la noche en una zona del desierto donde abundan las víboras de cascabel y animales salvajes.

La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza no dio informes sobre la identidad del niño o si viajaba con sus padres, ser un caso de un menor de edad.

“A todos los padres que están considerando enviar a sus hijos no acompañados a la frontera, favor reconsideren ese acto que es muy peligroso exponer a los niños”, señaló a Univisión la jefa del sector de Patrulla fronteriza de Texas, Gloria Chávez, tras ser cuestionada sobre el caso del menor.

Deja una respuesta